fbpx
Conéctate con nosotros

Ciencia & Ambiente Ciencia & Tecnología

Argentina participará del proyecto para crear un satélite meteorológico latinoamericano.

Publicado

En

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación “apoyará financieramente una etapa del proyecto y liderará la formulación técnica” a través de su organismo descentralizado, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE).

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación participará del proyecto regional de desarrollo de un satélite meteorológico latinoamericano impulsado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que buscará “adecuar la información disponible a las necesidades específicas de la región”, señaló este lunes el ministro Daniel Filmus.

“La disponibilidad de un satélite regional puede permitir adecuar la información disponible a las necesidades específicas de la región. Y estas necesidades se han incrementado en complejidad y cantidad por el desafío creciente que representa enfrentar los efectos del cambio climático”, señaló el ministro sobre el proyecto el viernes último en una reunión organizada por la OMM.

La Asociación Regional III de la OMM, que reúne a las agencias meteorológicas e hidrológicas de Sudamérica, definió la necesidad de realizar estudios y evaluaciones para el desarrollo de un satélite meteorológico geoestacionario de la región.

En este sentido, Filmus señaló que Sudamérica y África “son las últimas regiones del planeta que no cuentan con satélites meteorológicos propios, por lo que dependen de la información provista por terceros”.

Además, resaltó que el Ministerio “apoyará financieramente una etapa del proyecto y liderará la formulación técnica” a través de su organismo descentralizado, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE).

“Esto es posible gracias a los 30 años de desarrollo satelital de la Argentina y da cuenta de la importancia del desarrollo soberano en materia de ciencia y tecnología”, sostuvo el ministro.

Con tal objetivo se propusieron emprender estudios de prospección sobre la viabilidad técnica y presupuestaria para el desarrollo del satélite.

Así, tanto el Ministerio como la Conae presentaron una propuesta para el desarrollo regional conjunto del proyecto.

En la reunión se evaluó la constitución de diferentes grupos de trabajo y se conversó acerca de la posibilidad de convocar a un taller que permita avanzar en consensos tendientes a consolidar un proyecto.

“La región sudamericana enfrenta diversos tipos de eventos climáticos extremos o efectos adversos del clima en las actividades productivas afectando seriamente la seguridad de sus habitantes y su economía, y en consecuencia la inversión en acciones tendientes a mitigar o lograr una adaptación a los efectos del cambio climático, son indispensables”, señalaron desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

“Dentro de esa batalla, la disponibilidad de información satelital es una herramienta fundamental”, concluyeron.

La reunión organizada por el OMM RIII contó con la participación de su presidenta Yolanda González y la Vicepresidenta Primera Celeste Saulo; el Director de la Oficina Regional para la Américas, Julián Báez Benítez; y directores y técnicos de los servicios meteorológicos e hidrológicos de Ecuador, Paraguay, Uruguay, Chile Guyana, Perú, Ecuador, Venezuela y Argentina.

Por el MINCyT estuvo presente Guillermo Salvatierra, asesor del ministro Daniel Filmus, y el Director Ejecutivo y Técnico de la Conae, Raúl Kulichevsky, quienes presentaron una propuesta para la implementación de un proyecto de desarrollo de un satélite meteorológico regional, apoyados por Celeste Saulo que, además de autoridad de la OMM RIII, es Directora del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) dependiente del Ministerio de Defensa.

Ciencia & Ambiente Ciencia & Tecnología

Muestran la primera chaqueta del mundo invisible a las cámaras infrarrojas.

Publicado

En

Investigadores del Instituto Nacional del Grafeno de la Universidad de Mánchester, Reino Unido, en colaboración con la ‘startup’ británica especializada en la creación de ropa futurista Vollebak, diseñaron el prototipo de “la primera chaqueta de camuflaje térmico del mundo”. La prenda, programable por computadora y que aún no está a la venta, fue creada para lograr la invisibilidad ante las cámaras infrarrojas. El equipo científico dirigido por el profesor Coskun Kocabas trabajó 3 años para lograr este resultado, informan desde el portal de la firma de ropa.

En la parte delantera de la chaqueta, que aún está en desarrollo, hay 42 parches, compuestos de 100 capas de grafeno puro cada uno, que se pueden controlar individualmente como si fueran píxeles. Cada parche controla la radiación térmica en el exterior de la chaqueta y se puede programar individualmente para emitir un nivel diferente de radiación térmica. De esta manera, quienes los controlan, pueden hacer que desaparezcan para las cámaras infrarrojas.

Cada parche presenta un cableado impreso en oro y cobre, y un líquido iónico entre cada capa de grafeno, que regulan la emisión de radiación térmica. Entre más voltaje se aplica, más se fuerza a los iones a atravesar las capas haciendo que emitan menos radiación y más frío se vea el parche. Para demostrar su efectividad, los investigadores cargaron el código del juego ‘Tetris’ a un microcontrolador en la chaqueta y la cámara infrarroja pudo ver el patrón del juego en acción.

La empresa, fundada por los hermanos Nick y Steve Tidball, considera que en una década deberían poder ocultar cualquier cosa. Desde el portal de la empresa expresan que, reduciendo el tamaño de los parches (píxeles) y con suficientes de ellos y bastante energía, una persona podría simplemente mimetizarse en la naturaleza circundante. También piensan que debería ser posible construir una versión que funcione en el espectro visible, controlando todas las longitudes de onda, pues el grafeno puede cambiar su apariencia tanto en el espectro infrarrojo como en el visible al aplicarle energía.

Continuar leyendo

Ciencia & Ambiente Ciencia & Tecnología

La NASA reveló las primeras fotos del impacto de su sonda ‘kamikaze’ contra un asteroide.

Publicado

En

La NASA publicó este jueves las primeras imágenes de su “prueba de defensa planetaria”, completada con éxito el pasado lunes cuando su sonda DART se estrelló contra el asteroide Dimorphos con el objetivo de alterar su trayectoria.

Los telescopios espaciales James Webb y Hubble, “dos de los grandes observatorios de la NASA”, captaron el choque de su sonda ‘kamikaze’ contra el asteroide, un satélite del sistema binario de asteroides Dydimos de 160 metros de diámetro y con una masa de 5.000 millones de kilos.

En una de la fotos se aprecian fulgores azules que emanan del punto de impacto, de color blanco brillante, mientras que en otra imagen captada por el telescopio James Webb las bandas de luz que irradia el centro brillante son de color rojo. 

Junto a las fotografías, la NASA publicó dos coloridas animaciones de lapso de tiempo que combinan imágenes obtenidas entre los 22 minutos y 8,2 horas después de la colisión. Las imágenes muestran la aproximación de la nave espacial y el brillante fulgor que se desata el momento de la colisión. 

Como resultado, el resplandor del sistema de asteroides Didymos-Dimorphos aumentó en tres veces, detalló la NASA. Este brillo parece mantenerse estable, incluso ocho horas después del impacto.

A partir de ahora, los científicos vigilarán el movimiento del asteroide y su velocidad con telescopios terrestres en busca de posibles desviaciones.

Esta misión, denominada Prueba de Redireccionamiento de Asteroide Doble (DART), ha sido concebida por la agencia espacial estadounidense con la vista puesta en el desarrollo de mecanismos de protección ante la eventualidad de que un cuerpo celeste colisione con la Tierra. 

Continuar leyendo

Ciencia & Ambiente Ciencia & Tecnología

Una Inteligencia Artificial creó 40 mil armas químicas en menos de 6 horas.

Publicado

En

La Inteligencia Artificial de desarrollo de fármacos tardó menos de seis horas en crear 40 mil moléculas potencialmente letales, como parte de un experimento realizado por un grupo de investigadores en Estados Unidos. Como era de esperarse, la performance aterrorizó a los especialistas con su facilidad para generar químicos venenosos, según un informe publicado en la revista Nature Machine Intelligence.

Los científicos, según explican en su publicación, solo modificaron la metodología de trabajo para buscar, en lugar de eliminar, la mayor toxicidad.

Inmediatamente, la Inteligencia Artificial creó decenas de miles de nuevas sustancias, muchas de las cuales son similares al VX, el agente nervioso más potente jamás desarrollado.

El experimento correspondió a Collaborations Pharmaceuticals, compañía que se enfoca en hallar “tratamientos farmacológicos para enfermedades raras”, basándose en nuevos modelos de aprendizaje automático.

“Fue muy fácil darse cuenta de que, a medida que construimos estos modelos de aprendizaje automático para mejorar cada vez más en la predicción de la toxicidad para evitar la toxicidad, todo lo que tenemos que hacer es girar el interruptor y decir, ‘Sabes, en lugar de alejarnos de la toxicidad, ¿qué pasa si vamos hacia la toxicidad?”, plantearon los científicos.

En lugar de darle una “puntuación baja” a las moléculas tóxicas, se les dio una “puntuación alta”. Allí se produjeron todas las moléculas, las potenciales armas químicas, muchas de las cuales se parecen a VX y a otros agentes de guerra química.

Continuar leyendo

Continuar leyendo