fbpx
Conéctate con nosotros

Opinión

“La OTAN necesita enemigos para justificar su existencia”.

Publicado

En

Por el analista Dmítri Suslov, para la agencia Sputnik

La OTAN siempre opera abiertamente mediante la construcción de la imagen de un enemigo como excusa para sus operaciones, consideró el analista Dmítri Suslov en conversación con Sputnik.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ha maniobrado últimamente mediante la inyección de recursos militares a Ucrania para sostener el gobierno de Volodímir Zelenski, mientras al mismo tiempo busca rutas para intervenir en el sudeste asiático a manera de contener a China, subrayó el director suplente del Centro para Estudios Internacionales y Europeos de la Alta Escuela de Economía rusa.

A pesar de que Washington y sus aliados han otorgado más de 100.000 millones de dólares en respaldo a las autoridades y las fuerzas armadas de Kiev, el secretario general de la Alianza Atlantista, Jens Stoltenberg, sigue reiterando que no conforman una parte del conflicto del país europeo con Moscú.

No obstante, los análisis internacionales apuntan a que, indirectamente, mediante una guerra de intermediarios, la OTAN busca debilitar a Rusia, mientras que narrativamente buscan representar a China como una fuerza malvada.

La alianza militar multinacional “necesita enemigos externos para justificar su misma existencia y el propósito de mantener disciplinados a sus aliados”, acusó Suslov en diálogo con Sputnik.

En vez de buscar la pacificación, a la OTAN le conviene atizar las tensiones alrededor del planeta como contribución a su agenda de institucionalizar la hegemonía estadounidense, valoró el especialista, si bien su presunta justificación es defensiva.

El vicepresidente ejecutivo del Centro de Eurasia, Earl Rasmussen, consideró La Alianza ha estado buscando una misión desde la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

En un recorrido por sus últimos 30 años de existencia muestran a la OTAN envuelva en acciones ofensivas contra Irak, Libia, Afganistán o Siria, mientras que ha avanzado sus fronteras hacia el este como parte de la estrategia occidental de contener a Rusia, examinó el también exmando militar, con 20 años de participación de las fuerzas armadas de Estados Unidos. “La Guerra Fría nunca terminó, sólo tomó una forma distinta”, evaluó Rasmussen.

Suslov subrayó que el objetivo central de la OTAN no es defender a los países que la integran de amenazas exteriores, sino imponer y fortalecer la hegemonía de Washington en Eurasia y Europa, y el mundo mismo, mediante el debilitamiento de sus principales rivales, de modo que apuesta por la desestabilización de las regiones adyacentes a los que considera sus competidores.

Así, en ese relato tanto Pekín como Moscú figuran como los adversarios de la OTAN, definidos desde los países miembros como desafíos o amenazas, explicó Suslov, por lo que entender sus verdaderas intenciones permite perfilar sus acciones.

“El propósito de imponer la hegemonía estadounidense podría no resultar lo suficientemente convincente para algunos de los aliados de la Casa Blanca”, valoró el especialista, “por lo que funciona mejor la imagen de un enemigo amenazante de la seguridad de la alianza, así como sus valores, intereses e incluso su existencia”.

“Así desde tiempos de la URSS la demonización del otro ruso cumplió un rol central en la justificación de los gastos en defensa entre Washington y otros miembros de la OTAN”, apuntó Suslov, “una línea que continúa hoy”.

Sin embargo, el especialista consideró que existe cierta ambigüedad en algunos países europeos para respaldar a Estados Unidos en su confrontación contra China y Rusia, donde países como Alemania han expresado sus reservas ante la agenda estadounidense, en un momento en que el canciller Olaf Scholz visitó Pekín acompañado de un conjunto de líderes empresariales alemanes.

Esta fractura en la posición estadounidense se explicaría por el hecho de que países del oeste europeo no consideran a China su principal amenaza de seguridad nacional. Sin embargo, sí se muestran dispuestos a respaldar las posiciones antirrusas.

Uno de los factores que explican que Estados Unidos haya vuelto inevitable la confrontación entre Rusia y Ucrania, opinó el experto, es consolidar una subordinación de los países europeos en torno al norteamericano.

Rasmussen consideró que en muchos sentidos los europeos han rendido la defensa de su seguridad soberana a la OTAN, lo que implica cederla a Estados Unidos.


Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de Ahora San Juan.

Opinión

Es tiempo de mirar más lejos.

Publicado

En

Por monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo (Argentina) y secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM)

La semana pasada preparamos, con un equipo de comunicadores la presentación de un texto por redes sociales. Para que no se nos extendiera la transmisión ni quedaran aspectos importantes afuera, elaboramos un guion “minuto a minuto”. Cada momento tenía su responsable y lo que tenía que decir o el video a proyectar. Todo bien estructurado como para, en lo posible, no salirse del libreto.

Esta simple experiencia me hizo pensar que el ritmo de vida intenso que llevamos nos obliga a mirar el día a día y, a veces, entrar en una repetición rutinaria que nos sofoca.

Es tiempo de mirar más lejos.

Las celebraciones de los próximos domingos nos llevan a caer en la cuenta del sentido de la vida de cada uno y de la existencia humana, unida al rumbo del Universo. Como expresa la carta de San Pedro, “nosotros, de acuerdo con la promesa del Señor, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva donde habitará la justicia” (2 Pe 3, 13).

Estamos iniciando el tiempo del Adviento que nos hace explicitar esta tensión entre lo que sucederá al final de los tiempos y el acontecimiento del nacimiento de Jesús Niño en el portal de Belén.

Mirando la consumación final de la historia nos disponemos a prepararnos siempre en actitud de espera. En cada misa, después de la consagración rezamos juntos como Pueblo de Dios: “Ven, Señor Jesús”. Una oración que decimos con sencillez, pero que en muchos corazones es un grito desgarrador que brota del desconcierto, la soledad, el abandono.

“Ven, Señor Jesús” a traer la paz a Ucrania y a tantos pueblos que sufren violencia. Ven a iluminar las mentes y abrir los corazones al diálogo. Ven a calmar el deseo de riqueza de quienes fabrican armas.

 “Ven, Señor Jesús” a instaurar la justicia entre los pueblos y al interno de cada nación. Ayudanos a compartir con los hambrientos y a generar trabajo para un sustento digno.

“Ven, Señor Jesús” a colmar de alegría el amor de las familias y los amigos. Que todos los hombres y mujeres del mundo cuenten con otros en el camino de la vida.

“Ven, Señor Jesús” a sanar las heridas de la traición, el olvido, el desamparo, la soledad, la depresión, la tristeza.

“Ven, Señor Jesús” a recomponer las vidas destrozadas por las adicciones al alcohol, las drogas, el juego. Como divino alfarero tomá esas historias personales entre tus manos y en nuestras comunidades danos generosidad para “recibir la vida como viene”.

“Ven, Señor Jesús” a la Iglesia, para que podamos caminar juntos en comunión, participación y misión.

Renovanos en la esperanza para que como un ancla estemos firmemente aferrados a tu amor. (cfr. Hb 6, 19)

En muchos Templos y casas de familia se coloca la “corona de adviento”, y cada domingo se enciende una vela más para expresar que la luz va creciendo conforme nos acercamos a la Navidad.

Es un tiempo de preparación y conversión. La Palabra de Dios nos hace aumentar la expectativa del encuentro con el Salvador, y a disponer el corazón. Es un tiempo de crecer en la oración. También es momento de una mayor sobriedad de vida, alejarnos de los gastos superficiales.

Este sábado 26 y domingo 27 de noviembre recibiremos en San Juan la visita de una réplica de la Virgen de Luján. Se trata de una Peregrinación que está recorriendo todo el país, organizada por la Familia Grande del Hogar de Cristo.

Estos misioneros vienen de visitar a nuestra hermana y vecina provincia de La Rioja. Allí, ante la tumba del beato Angelelli, la Familia Grande dio a conocer en la voz del padre Pepe Di Paola la Declaración #NiUnPibeMenosPorLaDroga — Un derecho humano a vivir en un país libre de drogas. Les comparto algunos párrafos:

Los años de la Argentina en los que a ellos les tocó vivir, fueron oscuros y peligrosos. Nuestro tiempo nos desafía con otros peligros, otros dolores, otras oscuridades: la droga que mata a nuestros pibes y pibas. Movilizados en esta Peregrinación, nuestra marcha es un gesto en defensa de los derechos humanos de nuestros niños y jóvenes a vivir en una Argentina libre de drogas.”

“Todos tenemos derecho a vivir en un país que se comprometa en todas sus dimensiones a trabajar contra el consumo de drogas: los niños, los jóvenes, los más postergados, los más vulnerables. Despertar conciencias a nuestro paso es nuestra misión para que toda la sociedad comprenda que esta misión nos incumbe a todos.”

“Nosotros como Familia Grande amamos a nuestro pueblo, hacemos de las periferias espacios de abrigo, caminamos junto a los pobres, los ancianos y los enfermos, y creemos en que cada ser humano tiene la chispa de Dios en su corazón. Por eso decimos con fuerza que todos los argentinos están llamados a vivir con dignidad en nuestra Patria, libres de la esclavitud de las drogas y recuperamos del mensaje del obispo mártir que aquí descansa la urgencia por hacer valer los derechos humanos de nuestro pueblo argentino en este bendito suelo.”

Que así sea.

Continuar leyendo

Opinión

Hay asuntos que no pueden esperar.

Publicado

En

Por monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo (Argentina) y secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Cuando esperamos un colectivo no está en nuestras manos acelerar su llegada; igualmente sucede si nos encontramos aguardando entrar a una cita médica en un consultorio. Pero en otras circunstancias sí podemos tomar iniciativa saliendo de la pasividad.  

No es coherente con la fe cristiana la actitud fatalista y derrotista de quien se queda de brazos cruzados esperando “tiempos mejores” que supuestamente vendrán de modo mágico.

Miremos a nuestra Madre inmediatamente después de la anunciación:  “María se levantó y partió sin demora” (Lc. 1, 39) para acudir en ayuda de su prima Isabel.

Contemplando a María debemos imitar su ejemplo. “Se levantó y se puso en marcha, porque estaba segura de que los planes de Dios eran el mejor proyecto posible para su vida. María se convirtió en el templo de Dios, imagen de la Iglesia en camino, la Iglesia que sale y se pone al servicio, la Iglesia portadora de la Buena Noticia.” (Mensaje del Papa Francisco para la JMJ 2022.)

El relato utiliza dos verbos que se realizan en un breve momento. Dos verbos que se ejecutan sin dilación entre uno y otro. Levantarse y partir. Este ponerse en marcha con premura tiene un motivo: ir en ayuda de su prima Isabel. María sale de su casa, pero primero sale de sí misma.

No estaba encerrada en su propio mundo. “María se dejó interpelar por la necesidad de su prima anciana. No se echó atrás, no permaneció indiferente. Pensaba más en los demás que en sí misma. Y esto dio dinamismo y entusiasmo a su vida. Cada uno de ustedes puede preguntarse: ¿Cómo reacciono ante las necesidades que veo a mi alrededor? ¿Pienso inmediatamente en una justificación para desentenderme, o me intereso y me pongo a disposición?” (Mensaje del Papa Francisco para la JMJ 2022.)

“Hoy se celebra la Solemnidad de Cristo Rey y, en este marco, se realiza la Jornada Mundial de la Juventud. El Papa Francisco en su Mensaje para esta ocasión interpela a los jóvenes concentrando la mirada en la Virgen ‘en salida’. María es un ejemplo de persona joven que no pierde el tiempo buscando la atención o la aprobación de los demás —como ocurre cuando dependemos de los ‘me gusta’ en las redes sociales—, sino que se mueve para buscar la conexión más genuina, la que surge del encuentro, del compartir, del amor y del servicio.” (Mensaje del Papa Francisco para la JMJ 2022.)

Nos insiste el Papa en que “la Madre del Señor es modelo de los jóvenes en movimiento, no inmóviles frente al espejo contemplando su propia imagen o ‘atrapados’ en las redes. Ella estaba totalmente orientada hacia el exterior”.

Los jóvenes son también signos de esperanza. Hace pocos días hemos presentado el texto conclusivo de la primera Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe, titulado “Hacia una Iglesia sinodal en salida a las periferias”. En las orientaciones pastorales se expresa que “Hay un número considerable de ellos con interés y disponibilidad para participar en voluntariados con enfoque social, ecológico, ecuménico e interreligioso. Para muchos estas experiencias han sido inspiradoras y han ayudado a encontrar un ‘sentido de vida’ y ‘su sitio en la Iglesia’” (262). Ambas cosas, sentido y sitio, tan importantes hoy.

Por eso se propone “crear ámbitos que apoyen sus ideas innovadoras, capaces de generar nuevos caminos en la evangelización, que integren sus nuevos estilos y lenguajes”. (264)

Así como en aquel tiempo fue en ayuda de su prima Isabel, hoy María sigue queriendo entrar en cada familia, cada sociedad. “La Madre de Dios camina en medio de su pueblo, movida por una ternura amorosa, y asume sus angustias y vicisitudes.”

Concluye Francisco: “¡Mi mensaje para ustedes, jóvenes, el gran mensaje del que es portadora la Iglesia, es Jesús! Sí, Él mismo, su amor infinito por cada uno de nosotros, su salvación y la nueva vida que nos ha dado. Y María es el modelo de cómo acoger este inmenso don en nuestras vidas y comunicarlo a los demás, haciéndonos a su vez portadores de Cristo, portadores de su amor compasivo, de su generoso servicio a la humanidad que sufre”.

Mañana, lunes 21 a las 18 hs tendremos la alegría de la consagración de un nuevo obispo auxiliar para San Juan. El padre Mario Robles renovará su entrega y respuesta a Jesús: “Tú sabes que te amo”; y acoger la misión: “apacienta a mis ovejas”.

Continuar leyendo

Opinión

A 50 años del retorno de Perón a la Argentina, un triunfo de la resistencia y la militancia.

Publicado

En

Pasadas las 11 de la mañana del 17 de noviembre de 1972, el general llegaba a Argentina. En la pista Rucci lo protegía de la lluvia con un paraguas y se dejaba ver Juan Abal Medina, hermano de Fernando, fundador de Montoneros. Se trataba de una imagen que condensaba las distintas tendencias del peronismo de entonces en ese ansiado regreso.

El general Juan Domingo Perón volvía hace 50 años a la Argentina después de un largo destierro iniciado en 1955, tras su derrocamiento como Presidente constitucional del país, y el retorno del líder del justicialismo fue el resultado de un amplio proceso de movilización política y social.

La llegada del hombre que fundó el movimiento de masas que cambio la vida política del país en el siglo XX significó un triunfo para la lucha de dos generaciones de militantes peronistas que en aquella lluviosa jornada del 17 de noviembre de 1972 vieron la concreción de un largo anhelo.

Ese era el sentimiento que imperaba en millones de argentinos que marcharon a Ezeiza o vieron por televisión cuando Perón descendió del avión de la empresa Alitalia que lo trajo desde Roma al país.

La imagen del viejo caudillo, saludando desde la pista al pie de la escalera del avión mientras el dirigente metalúrgico José Ignacio Rucci lo cubría con un paraguas ilustró para la posteridad ese día que comenzó a gestarse mucho tiempo antes.

En 1964, Perón había intentado volver a la Argentina desde España, pero al realizar una escala en Brasil, fue detenido y enviado de regreso a Madrid por expreso pedido del Gobierno de Arturo Umberto Illía.

Las presiones del poder militar y los temores del gobierno frustraron ese retorno de Perón, que iba a volver a la patria en un avión negro, como sostenía una extendida creencia popular.

Pero desde la irrupción del estallido social del “Cordobazo” en mayo de 1969, el contexto social se modificó sensiblemente en la Argentina.

Gentileza Archivo General de la Nacin Fondo Acervo Grfico Audiovisual y Sonoro Inventario 310616_A
Gentileza Archivo General de la Nación, Fondo Acervo Gráfico Audiovisual y Sonoro, Inventario: 310616_A

La dictadura militar que entonces lideraba Juan Carlos Onganía comenzó a ver cómo hacía agua su proyecto político de un régimen autoritario a largo plazo, que gobernaría a una sociedad pacificada desde los cuarteles.

A esa rebelión en Córdoba se le sucedieron otras luchas populares populares, huelgas y movilizaciones, mientras se gestaban las organizaciones guerrilleras de ERP, FAR y Montoneros, entre otras agrupaciones.

Onganía, que se pensaba como un presidente que gobernaría por veinte años debió dejar el poder en julio de 1970, derrocado por los mismos militares que entendieron que necesitaban negociar una salida política ante un clima de creciente malestar social.

Tras el efímero mandato del general Marcelo Levingston, otro general y jefe del Ejército, Alejandro Agustín Lanusse, decidió asumir la presidencia y convocó al Gran Acuerdo Nacional (GAN), una estrategia para llamar a elecciones sin proscripciones, normalizar las instituciones y dejar sin sustento a las organizaciones guerrilleras.

La entrega del cadáver de Eva Perón que los militares habían ocultado por años y sepultado de forma clandestina en un cementerio de Italia, fue otro de los gestos de distensión que el régimen quiso trasmitirle a esa convulsionada y movilizada sociedad.

Arturo Mor Roig, ministro de Interior de Lanusse, diseñó una estrategia política para dificultar el ascenso del peronismo al poder. Las personas que no se encontraban con residencia fija en el país al 25 de agosto de 1972 no podrían presentarse como candidatos a las elecciones.

Además, se estableció la segunda vuelta electoral, en la creencia de que el peronismo no alcanzaría más del 50% de los votos.

El 27 de julio, Lanusse mostró su costado más desafiante hacia la figura de Perón: “No me corran más a mí, ni voy a admitir que corran más a ningún argentino, diciendo que Perón no viene porque no puede. Permitiré que digan porque no quiere, pero en mi fuero íntimo diré porque no le da el cuero para venir”.

Tres días antes del plazo impuesto por el gobierno para que Perón pudiera volver y presentarse como candidato, 19 militantes políticos eran asesinados en la base Pedro Almirante Zar de Trelew por efectivos en un hecho que perturbó el clima de transición ordenada que pretendía transmitir el gobierno.

Ante una salida electoral no exenta de dificultades, Montoneros decidió ampliar su base de sustentación social con la creación de agrupaciones de superficie como la Juventud Peronista y sus distintas vertientes que se movilizaron al calor de una consigna que se volvió en un emblema: “Luche y Vuelve”.

En noviembre, Perón, que residía desde hace años en Madrid, decidió volver a la Argentina y lo hizo con una nutrida comitiva de más de 100 personalidades de la política y la cultura que partieron desde Roma, Italia.

Gentileza Archivo General de la Nacin Fondo Acervo Grfico Audiovisual y Sonoro Inventario 310618_A
Gentileza Archivo General de la Nación, Fondo Acervo Gráfico Audiovisual y Sonoro, Inventario: 310618_A

Raúl Lastiri, Carlos Saúl Menem, Ricardo Obregón Cano, Antonio Cafiero, Guido Di Tella, Lorenzo Miguel, Vicente Solano Lima, el padre Carlos Mugica, Rodolfo Ortega Peña, Raúl Matera, el futbolista José Sanfilippo, Hugo del Carril, Leonardo Favio, Sergio Villarroel, Chunchuna Villafañe y Marilina Ross eran parte de la extensa delegación que acompañaba el retorno.

En declaraciones a la prensa antes de partir desde Roma, Perón pedía “calma y tranquilidad” y elogiaba a la “juventud maravillosa” que había enarbolado las banderas del movimiento.

El 16 de noviembre a las 20.25, la hora en la cual se informó el deceso de Evita, el general embarcó en Roma con destino a la patria que lo había visto caer en septiembre de 1955.

Retorno de Juan Domingo Perón – 17 de Noviembre de 1972

VER VIDEO 

Numerosas columnas de militantes se movilizaron hasta Ezeiza bajo la fuerte lluvia, en medio de un fuerte operativo de seguridad, mientras la CGT declaraba “un día no laborable”.

Pasadas las 11 de la mañana, Perón llegaba a Argentina. En la pista Rucci lo protegía de la lluvia con un paragua y junto al general se dejaba ver Juan Abal Medina, hermano de Fernando, fundador de Montoneros que había muerto dos años antes un enfrentamiento en la localidad William Morris.

Se trataba de una imagen que condensaba las distintas tendencias del peronismo de entonces en ese ansiado regreso.

La comitiva que acompañó a Perón permaneció largas horas en el hotel internacional de Ezeiza, en lo que se asemejó a una detención que tensó la situación.

A la madrugada del 18, Perón dejó Ezeiza y se trasladó a una quinta de la calle Gaspar Campos, en Vicente López, que se convirtió en un lugar de peregrinación de dirigentes políticos y militantes que ansiaban entrevistarse con el general o al menos verlo saludar desde uno de los balcones de la vivienda.

Su estadía en Argentina se extendió hasta el 14 de diciembre y en medio de todos los encuentros que tuvo se encontró con el líder radical Ricardo Balbín, con quien se dio un histórico abrazo en la puerta de Gaspar Campos.

Un día antes de partir, le comunicó a Abal Medina que Héctor Cámpora sería el candidato a presidente del Frejuli, un frente con el cual el peronismo competiría en los comicios del año siguiente.

Tras una estancia en Paraguay, viajó a Perú y luego retornó a Madrid. Tras unas declaraciones que el gobierno de Lanusse consideró “injuriosas”, se le prohibió nuevamente el regreso hasta después de las elecciones, lo que significó un breve segundo exilio.

El 11 de marzo de 1973, Cámpora se impuso con más del 49% de los votos, y ante la contundencia del resultado, Lanusse decidió que no era conveniente convocar a una segunda vuelta electoral.

Perón retornó definitivamente a la Argentina el 20 de junio de 1973, en una jornada luctuosa y plagada de enfrentamientos a sangre y fuego entre distintos sectores del peronismo. Pero esa es otra historia.

Gentileza Archivo General de la Nacin Fondo Acervo Grfico Audiovisual y Sonoro Inventario 310613_A
Gentileza Archivo General de la Nación, Fondo Acervo Gráfico Audiovisual y Sonoro, Inventario: 310613

Día de la Militancia

Continuar leyendo

Continuar leyendo