fbpx
Conéctate con nosotros

Política & Economía Nacional

La pobreza en Argentina: La situación afecta a 7 millones de niños y a más de 13 millones de jóvenes y adultos.

Publicado

En

El pasado 31 de marzo el Indec informó que la Encuesta Permanente de Hogares había arrojado para el promedio del segundo semestre de 2020 un salto de la pobreza a 42% de la población urbana, desde 35,6% un año antes cuando nadie, o muy pocos, alertaba de la llegada de la pandemia de covid-19.

Pero, un mes y medio después, el organismo publicó los microdatos” desagregados por trimestre, los cuales, según el Observatorio de la Deuda Social Argentina (UCA), dieron cuenta de una realidad notablemente peor: entre octubre y diciembre la población que no contó con los ingresos suficientes para comprar la canasta plena de alimentos y servicios básicos se había incrementado en la proyección al total país en 3 millones de personas, a 20,53 millones, pasó de 38,8% a 45,2% del total de habitantes del universo relevado.

Muchas veces, a efectos de no alarmar a los políticos, y en base a fundadas razones de manejo de estadísticas, se aconseja no “extrapolar” los datos de los 31 aglomerados urbanos que representan el 63% de la población al resto del país. Sin embargo, la singular heterogeneidad de la geografía nacional y de la densidad demográfica en cada una de las jurisdicciones relevadas permite desatender esa observación, y alertar mejor sobre la gravedad de una realidad que duele, porque no se trabaja para revertirla, con planes integrales de corto, mediano y largo plazo.

Más aún cuando en plena crisis económica y sanitaria, el Poder Ejecutivo, gran parte del Legislativo, e incluso en el sistema judicial, se malgasta tiempo en cuestiones institucionales que escapan a las urgencias y preocupación de la población, como la pérdida de días de clases y la incorporación en sólo 3 meses de casi 1,1 millones de niños de hasta 14 años al estado de pobreza. Subió a 62,9% de ese universo, con extremos de 72,7% en los partidos del conurbano bonaerense, y ya significa más del 15% del total de habitantes en la Argentina.

En los últimos 3 meses de 2020 se incorporaron a la situación de pobreza casi 1,1 millones de niños de hasta 14 años.

Variaciones por edades y regiones.

En ese segmento, la excepción fue la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde pese a la suspensión de las actividades en las grandes cadenas comerciales que incluyen actividades de esparcimiento y gastronomía, como de turismo local e internacional, la notable diferencia de ingreso medio con el resto del país permitió que pese a debilitarse y acusar el efecto de la crisis sanitaria y economica, logró reducir el universo en estado de pobreza en el trimestre y en el año, a 23,7% de sus residentes.

En el resto del país, los niños que acusan un consumo insuficiente de alimentos y servicios básicos para posibilitar un adecuado desarrollo y crecimiento representaban el 60% del total de esa franja etárea, y se estimó en poco más de 50% en la región patagónica.

Pero en todos los casos, salvo en CABA, la tasa de aumento de la pobreza se incrementó en torno al ritmo del promedio nacional de ese universo, entre 8 y 11 puntos porcentuales, en apenas 3 meses.

Un comportamiento similar, aunque con tasas menores, por la posibilidad de la población adulta de generar algún ingreso, se advierte en el mapa de la pobreza en las franjas de 15 a 64 años con incrementos en cantidad de personas extremadamente superiores al crecimiento vegetativo de la población en el trimestre: 663.000 en el tramo de 15 a 29 años, pese a que se sumaron a esa franja unas 3.000 personas; y 938.000 individuos en el de 30 a 64 años, el cual habría sumado 67.500 habitantes.

Se observaron incrementos en cantidad de personas extremadamente superiores al crecimiento vegetativo de la población en el trimestre: 663.000 en el tramo de 15 a 29 años, y 938.000 individuos en el de 30 a 64 años

Mientras que en el segmento extremo de 65 años y más, los microdatos del Indec detectaron una tasa de pobreza por debajo de 14% se elevó en 3,7 puntos pocerntuales, equivalentes a unas 197.000 personas, muy inferior al promedio del resto de las franjas etáreas, por efecto del refuerzo trimestral de los ingresos de los jubilados y pensionados, que les posibilitó atenuar el perjuicio de la aceleración de la inflación que se observa desde agosto.

Indigencia.

La población que no logró disponer de los recursos monetarios suficientes para poder comprar la totalidad de la canasta básica de alimentos bajó en unas 15.000 personas en el trimestre octubre a diciembre, a 4,8 millones de habitantes, por efecto de los refuerzos transitorios de los planes de asistencia social.

Sin embargo, la tasa de 10,6% de habitantes en estado de indigencia, muchos de los cuales habitan en las calles de los centros urbanos, significó un aumento en poco más de 900 mil personas en comparación con un año antes.Pese a los planes asistenciales en pesos, como la AUH, IFE y otros, unas 4,8 millones de personas no cuenta con los recursos monetarios suficientes para poder comprar la totalidad de la canasta básica de alimentos

En ese caso, la Encuesta Permanente de Hogares del Indec detectó bajas respecto del trimestre octubre-diciembre de 2019 en las franjas de hasta 12 años, mientras que se incrementó significativamente en los tramos de 13 a 17 años, 4,3 puntos porcentuales, a 19,1% subió en 2,5 pp y 2,1 pp en el segmento de 18 a 29 años y de 30 a 64 años respectivamente, a 11,6% y 9,1%, en cada caso.

Nuevamente, como en el caso de la pobreza, la región con más alta proporción de niños indigentes -hasta 14 años- se mantuvo firme en el conurbano bonaerense con 20,8%; aunque el salto más significativo se localizó en el NOA (Noroeste Argentino -Salta, Jujuy, La Rioja, Catamarca, Tucumán y Santiago del Estero) , aumentó en 10,3 puntos porcentuales en el trimestre y 3,1 pp en el año, a 15,9% de sus habitantes.La región con más alta proporción de niños indigentes -hasta 14 años- se mantuvo firme en el conurbano bonaerense con 20,8 por ciento.

En el resto de las regiones se observaron subibaja en las tasas de indigencia, y en un rango de 1 por cada 10 niños con nutrición insuficiente para su adecuado desarrollo.

Efecto extendido a todos los niveles educativos.

La ola expansiva de la pobreza fue tan grande en el último año, en particular en el último trimestre, que no sólo golpeó con dureza a los sectores de alta vulnerabilidad como los que registran un bajo clima educativo -menos de 11 años de concurrencia a la escuela-, sino que se extendió hasta la franja de los universitarios con diploma en más, y en algunos casos con cursos adicionales, porque la puerta de entrada al mercado laboral se vio demorada en unos casos, interrumpida en otros, y en algunos casos fueron despedidos o perdieron emprendimientos individuales, por el aislamiento extremo.

El director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, Agustín Salvia, remarcó que: “Vamos a un empobrecimiento de los sectores bajos y medios bajos; de jóvenes con niveles técnicos y profesionales, pero también de adultos calificados y semicalificados, porque ya los otros segmentos estaban caídos en la pobreza, y estos fueron los que se incorporaron ahora”.

Pandemia.

La irrupción de la crisis sanitaria en los primeros meses de 2020, de la cual se tomó nota el 20 de marzo, cuando el Presidente dispuso por decreto una cuarentena estricta, que luego se fue extendiendo por módulos quincenales, le dio impulso a los índices de pobreza e indigencia.

La principal fuente de ingresos, que es el empleo de más de 19 millones de personas que ocupan más de 22 millones de puestos de trabajo, se vio debilitada con el cierre de actividades, restricciones a la movilidad de las personas, en particular a través de los medios públicos de transporte.

Tanto las estadísticas del Indec de desempleo, como del Ministerio de Trabajo que registra un fuerte aumento de las suspensiones de personal y reducción del empleo asalariado privado registrado; como de la AFIP que da cuenta de que más de 23.000 empleadores dejaron de ingresar aportes y contribuciones sobre las remuneraciones que pagan, reflejan mes a mes ese fenómeno.

Ese cuadro se agravó cuando a partir de agosto el Gobierno impulsa una política fiscal laxa, sin advertir que el exceso de emisión en los primeros meses de la gestión para atender las urgencias de asistencia social que disparó la crisis sanitaria, ya había comenzado a expresarse en la aceleración de la inflación, y aumento de la pobreza e indigencia. 

Un mejor camino hubiese sido acudir a reasignaciones presupuestarias de partidas que por la pandemia podrían haber sido postergadas, y disponer a ajustes tarifarios que le posibilitaran reducir el voluminoso pago de subsidios a las empresas para que pudieran sostener los servicios públicos esenciales.

Brecha entre ingresos y el valor de la canasta básica.

Con alta inflación, los salarios y el gasto del hogar crecen en valores nominales, pero se derrumban en términos reales, y de ese modo pierden capacidad de compra, y potencia el crecimiento de la indigencia y pobreza de los hogares y de la población.

De las series de precios y del valor de la canasta básica total -determina el umbral de pobreza- del Indec, y de salarios del Ministerio de Trabajo que se toma como parte de la fórmula de movilidad jubilatoria (Ripte, Remuneración Imponible para el Trabajador Estable), y del Estimador Mensual de Actividad Económica del Indec, en este caso con datos a febrero, pero proyectados a abril en base al Relevamiento de Expectativas de Mercado del BCRA, se desprende que la aceleración de la inflación desde agosto último provocó un claro deterioro del poder de compra de la población en general.

La aceleración de la inflación desde agosto último provocó un claro deterioro del poder de compra de la población en general

El Gobierno estima que ese fenómeno fue producto de un solo rubro, los alimentos que participan en el índice de inflación con un rango del 20,3% en el Gran Buenos Aires, hasta 35% en el NOA y NEA, y entre ellos un histórico en la canasta de consumo de los argentinos, como es la carne vacuna, que representa apenas con 7% en GBA y máximo de 13,3% en el NEA y 12,5% en el NOA; y por eso cree prohibiendo la exportación habrá más oferta para consumo y bajarán los precios.

La metodología para la medición de inflación del Indec especifica que “se vale del seguimiento diario, semanal, y mensual, según los casos, de los valores de mercado de un conjunto de cerca de 320.000 precios de las variedades de la canasta en distintos comercios, negocios particulares, supermercados, autoservicios y mercados ubicados en barrios y centros comerciales en 39 aglomerados urbanos de todas las provincias del país, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en los 24 partidos del Gran Buenos Aires”, además de los precios y tarifas de servicios públicos y privados.

Esa canasta se determina en base a “un promedio del gasto del conjunto de los hogares”, precisa la metodología de cálculo del organismo oficial de estadística.El resultado de la variación del Índice de Precios al Consumidor es “multicausal”, pero los determinantes de la inflación se acotan a la magnitud del déficit fiscal y su financiamiento a través de la emisión de pesos

De ahí se desprende que el resultado de la variación del Índice de Precios al Consumidor es “multicausal”. Y si bien el IPC se lo utiliza como sinónimo de inflación, los determinantes, en ese caso, en particular cuando supera un dígito porcentual anual, más de 5%, se acotan a la magnitud del déficit fiscal y su financiamiento a través de la emisión de pesos por parte del Banco Central, la cual se presenta bajo la forma de “adelantos transitorios”, “transferencias de utilidades contables”, que deriva en el denominado “impuesto inflacionario”. Poco tiene que ver la arcaica “puja distributiva”.

Una prueba de eso es que la brecha entre el ingreso de la población y el valor de la canasta básica total que determina el umbral de pobreza acumula desde el inicio del actual gobierno un deterioro acorde con la caída que acusó la actividad económica en su conjunto, todos perdieron.

De ahí que el consenso de los economistas, como de los expertos en el análisis de los indicadores socioeconómicos, coinciden en que más allá de factores estacionales o puntuales, como es el cobro del medio aguinaldo a fines de cada semestre que incide en la capacidad de gasto en los meses siguientes, o del pago de un bono extraordinario como fue el IFE en 2020 y ahora “mini IFE” como lo bautizó Agustín Salvia, el umbral de pobreza es muy probable que haya bajado levemente en el primer trimestre de 2021, pero volverá a subir en los tres meses siguientes, por el efecto combinado de la aceleración de la inflación y del nuevo debilitamiento de la actividad económica.

Fuente: Indec // Infobae.

Política & Economía Internacional

España marcó en julio la inflación más alta en 38 años.

Publicado

En

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de España cayó un 0,3% en julio en relación al mes anterior, aunque disparó su tasa interanual hasta el 10,8%, su nivel más alto desde septiembre de 1984 y seis décimas por encima de la registrada en junio, según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El organismo confirma así el dato que avanzó a finales del mes pasado, aunque ha elevado una décima el aumento mensual adelantado.

Con el repunte de julio, la inflación encadena dos meses consecutivos por encima del 10%, después de que en junio se situara en el 10,2%.

Según el INE, la escalada del IPC interanual hasta el 10,8% en julio se debe, principalmente, a las subidas de los precios de las viviendas, hasta el 23% a causa de los precios de la electricidad, el vestido y calzado, con un variación anual del 5,0%, y a los alimentos y bebidas no alcohólicas, que sitúa su tasa en el 13,5%, la más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994, informó Europa Press.

Por su parte, los precios de los transportes cayeron tres puntos en comparación con los datos de junio, hasta el 16,2%, por el descenso del precio los carburantes y lubricantes.

En tanto, la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó en julio seis décimas, hasta el 6,1%, su valor más alto desde enero de 1993.

En el séptimo mes de 2022, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 10,7%, siete décimas por encima de los datos de junio.

La variación mensual del IPCA mostró un descenso del 0,6%, según los datos del INE.

Continuar leyendo

Política & Economía Nacional

Juicio por la obra pública: El abogado de Cristina Kirchner recusó al juez Gorini por sus reuniones con Patricia Bullrich.

Publicado

En

El abogado de Cristina Fernández de Kirchner, Carlos Beraldi, aseguró que demostrará en su alegato final que las imputaciones a la Vicepresidenta en la causa Vialidad “no son ciertas” y recusó a otro integrante del Tribunal Oral Federal 2, Jorge Gorini.

Beraldi pidió hacer uso de la palabra al inicio de una nueva audiencia del juicio oral en la llamada causa Vialidad, pasadas las 8.30 y aseguró que con los pedidos de apartamiento del fiscal Diego Luciani, del juez Rodrigo Giménez Uriburu y ahora de Gorini busca “garantizar que el juicio se desarrolle conforme a las reglas del debido proceso legal” y aseguró: “No hay otro propósito”

“Es falso absolutamente decir que con una recusación uno no quiere contestar los cargos. Ya vamos a demostrar en el alegato que las imputaciones que se están efectuado en esta causa con tanto énfasis, no son ciertas“, sostuvo Beraldi.

El abogado de la Vicepresidenta recusó ahora a Gorini a raíz de una publicación del diario Página/12 en la cual se informó de encuentros del juez con la entonces ministra de Seguridad Patricia Bullrich, durante el macrismo, a los que también asistió Gimenez Uriburu.

Beraldi amplió la recusación a Giménez Uriburu y Gorini por estas reuniones en el Ministerio de Seguridad y Gorini respondió de inmediato en la audiencia, al sostener que uno de esos encuentros tuvo que ver con la difusión de fotos “en pijama” del exvicepresidente Amado Boudou el día de su detención.

Gorini explicó que tenía a cargo la causa por la tragedia del tren de Once, en la cual se ordenarían detenciones de exfuncionarios con condena firme y pidió la reunión para garantizar que se evitaran situaciones como ésta.

“Esto no figura en la publicación”, aseguró Gorini y agregó que la segunda reunión fue por un tema de su seguridad personal, al pedirle a Beraldi que considere si materializaría la recusación que expuso de manera oral en la audiencia.

El abogado ratificó su intención de presentar por escrito la recusación.

Al finalizar la exposición de Beraldi, estaba previsto el inicio de las respuestas de los fiscales Luciani y Sergio Mola a las recusaciones presentadas en su contra.

A la audiencia no asistía el juez Giménez Uriburu, ya que al estar recusado no puede participar de una futura decisión sobre el apartamiento de los fiscales.

Luciani responderá de manera oral a los cuestionamientos por haber integrado un equipo de fútbol junto a uno de los jueces del Tribunal Oral Federal 2 Rodrigo Giménez Uriburu y disputado un encuentro en la quinta Los Abrojos, del expresidente Mauricio Macri.

Por ese motivo, el fiscal fue recusado por las defensas que plantearon que debe apartarse del juicio por supuesta falta de “objetividad”.

La defensa de la expresidenta postuló además que debe declararse la nulidad de todo lo hecho por Luciani hasta el momento, a raíz de ese vínculo de “amistad” con uno de los magistrados que debe emitir veredicto.

Por otro lado, Giménez Uriburu -también recusado por la misma causa- fue notificado ya y responderá por escrito a los planteos de supuesta pérdida de “imparcialidad” en base a sus vínculos con el fiscal.

Tras los descargos, los pedidos de apartamiento serán resueltos por los otros dos jueces del TOF2, Jorge Gorini y Andrés Basso y su decisión será apelable ante la Cámara Federal de Casación.

La fiscalía lleva adelante el alegato final en el juicio que se sigue a la Vicepresidenta, exfuncionarios nacionales, de Vialidad de la provincia de Santa Cruz y a Báez por el supuesto direccionamiento de la obra pública en esa provincia a favor de empresas de este último entre 2003 y 2015.

El Tribunal resolvió que los reclamos de apartamiento de los fiscales y el juez se tramiten de manera paralela al desarrollo de las audiencias de debate.

El juicio está en etapa de alegatos finales y la fiscalía expone su acusación desde hace diez días.

Continuar leyendo

Política & Economía Nacional

La oposición salió a criticar al Gobierno tras darse a conocer la inflación de julio.

Publicado

En

El arco opositor salió a criticar al Gobierno luego de que se conociera el 7,4% de inflación, el nivel más alto desde el 10,4% registrado en abril de 2002.

Con señalamientos al equipo económico pero principalmente para el presidente Alberto Fernández, los referentes opositores utilizaron sus redes sociales para expresar su rechazo a las políticas llevadas adelante por el Ejecutivo en ese sentido.

Uno de las primeras en manifestar su reclamo fue Patricia Bullrich, exministra de Seguridad nacional y presidenta del PRO: “El índice de inflación mensual más alto de los últimos 20 años”.

“Para el presidente, estas son las señales de que la economía se está recuperando. ¡Dios mío!”, escribió y acompañó sus palabras con una placa con el porcentaje.

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, comenzó su publicación con una pregunta: “¿La inflación es para siempre?”.

“Que no te digan que no se puede”, respondió el alcalde ciudadano y ejemplificó con el índice de Israel en 1984 que alcanzó el 486% y a los dos años disminuyó al 16%.

En ese sentido, contó que viajó hace pocas semanas a ese país y aseguró que “a ellos también les parecía imposible, pero lo lograron con un plan serio y un consenso amplio para impulsarlo y sostenerlo en el tiempo”.

“Pueden cambiar los nombres y pueden cambiar algunas medidas superficiales, pero mientras el gobierno siga improvisando e intentando gobernar sin un plan, el resultado va a ser el mismo: más inflación y más pobreza”, apuntó.

“En ese plan estamos trabajando en Juntos por el Cambio y todos los días vamos a dar la pelea para que los argentinos tengamos una economía ordenada y previsible que nos permita dejar de preocuparnos por los precios para volver a ocuparnos de nuestros proyectos y nuestros sueños”, indicó Rodríguez Larreta.

También se sumó Omar de Marchi, diputado nacional que representa a Mendoza y a Juntos por el Cambio, quien aseguró que “la inflación es el peor castigo al esfuerzo de los argentinos”.

“El país no resiste 4 años más de Kirchnerismo. Merecemos un gobierno responsable, sostenido en un plan serio y con consensos necesarios para mantenerlo en el tiempo. No es hora de iluminados ni de aves solitarias”, consideró el legislador.

Romina del Plá, diputada nacional por la Provincia de Buenos Aires y del Frente de Izquierda, se sumó a las críticas opositoras al sostener que el “7,4% de inflación hace de julio el peor mes desde 2002”.

La legisladora añadió que “la acumulada en los primeros 7 meses del año son la cifra más alta desde la hiper” y propuso: “Los salarios y jubilaciones se tienen que indexar mensualmente, y no depender de bonos miserables como los que anunció ayer Massa”.

En tanto que Jorge Macri, ministro de Gobierno porteño, aseveró que el Gobierno está “perdido, con ideas equivocadas y desvaríos ideológicos” y que esto lleva como resultado el elevado porcentaje de inflación.

Soledad Carrizo, diputada nacional por Córdoba y de la UCR, destacó que “las malas decisiones hacen récord histórico: 7,4% la inflación de julio. Entre los juegos de poder, sus internas y la persecución a la justicia, la inflación mensual alcanzó el valor más alto en los últimos 20 años”.

El titular del bloque UCR, Mario Negri, afirmó: “Otro triste récord para el gobierno de Alberto, Cristina y Massa. La inflación más alta en 20 años: 7,4 por ciento en julio. Este gobierno es una fábrica de pobreza. ¡Dejen de emitir y sáquenle la pata de encima a los que producen!”.

Continuar leyendo

Continuar leyendo