fbpx
Conéctate con nosotros

Sociedad Relatos de Vida

Maribel Aguirre: la vida de una jóven ciclista sanjuanina de alto rendimiento.

Publicado

En

Ahora San Juan tuvo el agrado de conocer a una brillante deportista reconocida en el mundo del ciclismo, la joven Maribel Aguirre. de tan sólo 22 años, con más medallas que años.

Algunas personas de su circulo cercano la apodan “Bebota”, un sobrenombre que marca los inicios de Mari en las competencias de ciclismo infantil. “Un periodista que relataba las carreras infantiles me apodó Bebota, y para algunos así quedé, al principio no me gustaba, pero quedó como un sobrenombre cariñoso”, recuerda sobre aquella competencia que sucedió hace 17 años, cuando la joven era una niña de 5 años que brillaba sobre las dos ruedas. “Yo era amiga de la hija de ese periodista, ella era muñeca y yo bebota”, suma a la anecdota.

Claramente Maribel no podia elegir otro deporte, aunque según lo que relata la jóven ciclista, su familia la llevó a todos los deportes para que eligiera otra cosa que no sea el ciclismo, pero la sangre tira y lo que uno mama desde el vientre tarde o temprano se exterioriza. “Me llevaban a voley, a todo, pero no hubo caso”, dice entre risas.

El padre de Mari es Sergio Aguirre es un reconocido ciclista, no sólo a nivel local, sino a nivel mundial. Sergio fue entrevistado por diario La Nación hace dos años, que es su redacción lo definió como “un verdadero procer de la Vuelta San Juan” y lo comparó con ciclistas célebres a internacional como el eslovaco Peter Sagan o belga Remco Evenepoel.

Sergio, además de ser ciclista tiene una escuela de ciclismo. En ese lugar la joven dio sus primeros pasos, o sus primeras pedaleadas profesionales.

Hoy puedo decir que el ciclismo es mi profesión, es mi trabajo, gracias a Dios puedo decir que vivo de la bici”, dice sabiendo que es afortunada de la posición que ocupa. Esto se debe a todo el esfuerzo que realiza Mari desde muy pequeña. Sin embargo agradece a su familia porque nunca la presionaron para triunfar. “La etapa infantil y juvenil la disfruté mucho, era todo un juego”.

Con el mismo pasar de los años lo fue “tomando más profesionalmente” pero “sin quemar etapas”.

El nucleo familiar es de deportistas, todos/as ciclistas, su abuelo, su padre, su hermana (Ludmila), su madre es periodista deportiva (Roxana Mangüe). En este contexto, todas las carreras “de mayor a menor importancia se toman con la misma magnitud”.

La rutina diaria de una joven ciclista de 22 años no se asemeja a la de cualquier otra joven. “Los entrenamientos son a la mañana. A veces es doble turno de entrenamiento, según para qué me esté preparando”. El sol sanjuanino arde en las pieles de todos, y quienes practican ciclismo profesionalmente como Mari, se ven obligados a inciar muy temprano para hacerle frente a las altas temperaturas. El entrenamiento en bicicleta no es lo único que hace la joven para estar lista para brillar en pista, sino que además debe hacer turnos en el gimnasio.

La nutricion es un eje esencial, nada está librado al azar. “Llevamos una alimentación bastante especifica, con una nutricionista. Con comidas diferentes segun los días y la cantidad de horas que entrene”.

Combinar la vida de una joven con la de una joven deportista de elite, es complejo “mas cuando se está preparando un objetivo”. Las juntadas son tranquilas y después de cumplir objetivos.

“Luego de salir campeona argentina, ganando cuatro medallas de oro y una de plata, salí con mis amigas. No salía desde antes de la pandemia, había pasado un monton. Los días que una tiene para disfrutar así son muy pocos porque es arduo el entrenamiento y una trasnochada puede hacer que la pagues bastante caro”, asegura la veinteañera, pero sin arrepentimiento en su voz, sino con una noción de responsabilidad.

De su adolescencia, Mary recuerda que “todos me decían: ‘salí Mari’ y siempre fui muy responsable en ese sentido” porque solo ella sabe lo fuerte que son los entrenamientos para que “una trasnochada” arruine el esfuerzo de meses. “Todas las carreras para mi son importantes. Cuando era chica me perdí Fiestas de Quince de mis amigas. Estuve con mis amigas más cercana y aun así a la 1 ó 2 de la mañana le pedía a mi mamá que me fuera a buscar”.

“Conocer muchos paises del mundo”, es una de las principales viviencias que le agradece al ciclismo. “Si no fuera por la bici no hubiera podido conocerlos. Conozco Italia, Suiza, Noruega y estuve en muchos países por mucho tiempo gracias a la bici”.

El segundo lugar en el podio de las vivencias que quedarán grabadas por siempre en la memoria de la joven Aguirre es: “Un acontecimiento muy importante que viví, en el 2016, cuando aún tenía edad de junior, competí en el Campeonato Argentino de Elite que fue en San Juan y me fue muy bien, salí campeona argentina. Nunca en mi vida había tenido unas tribunas super llenas gritando mi nombre, alentandome. Esto quedó muy marcado en mi aunque antes habia ganado competencias más grandes”. Es que la sanjuanina pudo unir el clamor de los coterraneos, el deporte provincial por excelencia y la tierra del puro sol.

Ahora la meta está puesta en los Juegos Panamericanos de Cali, que inician desde el 25 de noviembre al 5 de diciembre. “Voy a estar compitiendo en la pista y es uno de los más importantes que queda del año”. En esta oportunidad está compitiendo junto al Seleccionado Argentino “la Selección a depositado mucha confianza en mí y espero estar a la altura de la circunstancia”.

“Esperando que se dé la ida a Europa que es el gran sueño que tengo latente. Espero el próximo año estar corriendo una temporada en Europa”, dijo como deseo por el cual viene trabajando.

La agenda internaciónal de actividades de la “bebota” Aguirre deja espacio para ocuparse de asuntos locales. Mari está al frente de la Escuelita de Ciclismo que se desarrolla en el Pinar. “La habia iniciado Nico Naranjo, nosotros eramos muy amigos y él estaba muy entusiasmado con este proyecto”. Nicolás Naranjo era un ciclista de alto rendimiento, el 12 de septiembre de este año, compitiendo en una final de una prueba de eliminación, de la novena fecha del Campeonato Pista de Mendoza, cayó y sufrió graves heridas en la cabeza y fue trasladado rápidamente al hospital, donde tuvo un fatal desenlace.

A Mari le apasiona la docencia en el ciclismo y por esto “trato de inculcar que disfruten- los niños-. Hoy en día los padres veces les ponen mucha presión a los chicos y ellos solo tienen que disfrutar, más allá de los resultados. Es una etapa donde el ciclismo es un juego”, concluyó Mari Aguirre.

Sociedad Relatos de Vida

Argentina donará más de un millón de dosis de AstraZeneca.

Publicado

En

La ministra de Salud, Carla Vizzotti y el canciller Santiago Cafiero brindarán este lunes detalles en el Aeropuerto de Ezeiza sobre la donación de más de un 1 millón de dosis de vacunas de AstraZeneca contra la Covid-19 que realizará la Argentina a Vietnam y República de Mozambique, y a la Organización de los Estados del Caribe Oriental (OECO), se informó oficialmente.

Estas donaciones, fueron gestionadas en conjunto entre el Ministerio de Salud y la Cancillería, como resultado del ofrecimiento que Argentina inició “al asegurar el stock de dosis necesarias para completar la distribución de vacunas para toda la población objetivo, y guiado por los principios de solidaridad y fraternidad”, señalaron en un comunicado.

La conferencia de prensa se llevará a cabo desde las 11.30, indicó la cartera sanitaria.

Las vacunas donadas serán distribuidas del siguiente modo: Vietnam recibirá 500.000 dosis y la República de Mozambique, 450.000

En tanto, en los próximos días la OECO recibirá 18.000 para Santa Lucía; 11.000 para Granada; 11.000 para San Vicente y Granadinas; y 2.000 para Dominica.

Más donaciones

Además, el Ministerio señaló que Argentina se encuentra trabajando con otras naciones como Barbados, Nicaragua, Angola, Kenia y Filipinas, que ya expresaron “interés en recibir las donaciones de vacunas y mostraron su agradecimiento a nuestro país”.

En ese marco, la Comisión Cascos Blancos que preside Sabina Frederic, y que depende de la Cancillería, inició las tratativas de asistencia e intercambio solidario de experiencias de gestión de la Covid-19 para que, tal como se viene realizando a nivel global, Argentina responda positiva y proactivamente a las necesidades internacionales provocadas por la pandemia.

Recordaron que la Argentina recibió donaciones que superaron los 7 millones de dosis y que permitieron acelerar la aplicación de dosis para brindar protección completa a la mayor parte de la población.

En ese sentido, al contar con el stock de vacunas necesario para su población, “nuestro país se encuentra en condiciones de favorecer el acceso equitativo y oportuno a las vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra la Covid-19”.

/Telam

Continuar leyendo

Sociedad Relatos de Vida

José Casas, reconocido intelectual sanjuanino y ferviente defensor de los derechos humanos.

Publicado

En

Lleva en su historia de vida el recuerdo de los jóvenes estudiantiles, de las luchas sociales pero también la persecución y el miedo que impusieron las dictaduras militares.

Ahora San Juan conversó con José Casas, sociólogo formado académicamente en las aulas de la Universidad Nacional de San Juan. Hasta hace un par de años dictaba clases en la casa de altos estudios donde llevaba a sus alumnos a debatir y repensar conceptos y situaciones. Actualmente jubilado, disfruta su tiempo escribiendo libros de poesía, de investigación y de análisis con la mirada puesta en la última dictadura militar.

“Yo he estado 9 veces detenido como preso político en distintos momentos y circunstancias“, comienza diciendo José Casas y agrega” El ultimo fue en Chile en la época de la dictadura de Pinochet. He sido detenido lamentablemente en épocas de dictadura”.

Dictaduras desde el ´66 hasta  el ´73 , Onganía, Levingston, Lanusse”, repasa José Casas y agrega con cierto temor y angustia “Y después la ultima (Videla). Una gran diferencia entre una dictadura y la otra“.

Poder entender las razones y los motivos que hicieron de José Casas un preso político de todas las dictaduras militares, implica ahondar en su pasado para conocer su historia de vida y comprender su ferviente convicción en las luchas sociales.

La militancia y las luchas sociales.

Jose Casas es un jachallero, hijo de una familia muy humilde y muy trabajadora que con mucho esfuerzo logró instalarse en San Juan para darle a sus hijos un futuro mejor. “Nos pusieron a estudiar, terminamos el secundario y empezamos la universidad“, recuerda José al hablar sobre su familia y hermanos.

Mis hermanos lamentablemente no pudieron terminar pero yo si, la familia puso mucho para que yo pudiera terminar“, dice José y expresa con orgullo su título como Licenciado en Sociología por la UNSJ. Sin embargo agrega que “ya era militante en el secundario, empecé la militancia en el partido comunista”.

Fue durante su juventud que presenció el estallido de “los procesos de luchas estudiantiles secundarios que reclamaban por sus derechos“. Estos jóvenes que se revelaban ante las injusticias demostraron a José Casas la importancia de luchar y defender los derechos.

“Estamos hablando de mayo de 1969 antes del Cordobazo. Eran expresiones populares obrera y estudiantiles, época de cientos de miles de jóvenes que se volcaban a la lucha. Una época particular de nuestro país donde la vanguardia obrera y la lucha obrera era una realidad”, explica José al recordar aquella época.

“Una gran parte de los estudiantes universitarios forjados a la lucha de izquierda y no solamente del PC (Partido Comunista) sino de muchas otras cosas de izquierda que habían en aquel entonces, con mucha capacidad de movilizarse una juventud ganada para esa lucha” , agrega Casas y explica que “Todo ese proceso desemboca en que la dictadura tuvo que retroceder, la vencimos en la calle y en urnas después”.

Con la dictadura vencida llegó lo que Casas llama “un tiempo provisorio” en que “los mejores sueños de los argentinos se convirtieron en la peor de las pesadillas”. El breve gobierno de Cámpora fue derribado por el poder de la derecha “de la derecha fascista“.

Perón llega al poder y se hacen nuevas elecciones. Se hace la formula Perón- Perón digamos, un hombre muy hábil como Juan Domingo Perón y una mujer muy inhábil, no porque fuera mujer, como fue su esposa Isabelita”, explica brevemente Casas. “Comienza una etapa de luchas internas de facciones dentro del partido peronista y de fracciones económico sociales”, señala José.

Denunciar el genocidio de la última dictadura militar.

José Casas además de ser un ferviente defensor de los derechos humanos, también es un excelente escritor. Además de escribir poesía, plasma en las hojas sus investigaciones y análisis sobre temas de su interés.

Sin embargo en estos últimos años, su experiencia de vida como preso político lo llevó a analizar desde una mirada sociológica el “genocidio que hubo en Argentina” durante la última dictadura militar. José Casas decidió que todo este periodo oscuro de la historia Argentina quede escrito en un libro que se llama “Produccion de la muerte” .

“Es un análisis, un tipo ensayo y también investigación histórica que tiene distintas miradas para discutir la violencia y los tipos de matanzas masivas como genocidios y la crueldad y la maldad en la historia humana”.

Hago el análisis particular de la lucha de esa etapa ´73 y ´76 del gobierno peronista, una lucha de una etapa  que en poco tiempo se condensaron muchas contradicciones, conflictos de todo tipo, lucha de facciones y  fracciones, casi haciendo un juego de palabras pero que también indican como se daba el proceso muy violento” , explica José.

Una lucha muy violenta donde se concentró toda la forma del conflicto y donde además como presión de eso estaban las organizaciones de izquierda armada y las organizaciones armadas, ultraderecha fascista. Fundamentalmente las Triple A y los montoneros que eran peronistas”, resume Casas y agrega que “Fue una época muy particular en la historia argentina de una creciente movilización de masas y de luchas de masas y de luchas armadas, porque hubo varias organizaciones político militares que actuaron”.

En el libro “Producción de la muerte” José Casas se sumerge en el periodo más oscuro de la historia Argentina para denunciar las situaciones que se vivían en aquellos tiempos para que no se repitan nunca más.

Nadie se imaginó, nadie pensó la magnitud que iba a tener el golpe de estado. Habíamos pensado que iba a ser un golpe violento como lo mas avanzado pero no que iba a ser lo que fue”, confiesa José al hablar sobre la última dictadura en Argentina.

En esos meses anteriores al golpe vivía trágicamente porque había muchas muertes, muchos asesinatos cotidianos, mucha violencia”, recuerda José. “Me detuvieron en diciembre del ´75 siendo gobierno constitucional todavía, no sé porque me detuvieron. Me detuvo la Policía Federal, tuve que hablar con el Jefe de la Policía Federal en San Juan, era el Comisario Patetta, pero después Patetta terminó “patete” unos meses después, porque el 23 de marzo del ´76 precisamente unas pocas horas antes de que ya el golpe fuera una cosa abierta lo mataron en un atentado” , comenta José y en su relato se puede dimensionar la violencia de aquella época y el peligro que corría su vida.

Ya con el golpe, el terrorismo de Estado y el genocidio, una magnitud que jamás habíamos pensado” afirma y explica que en esta guerra hay una gran desigualdad en la lucha porque “la fuerza poderosa del estado, de la fuerza armada, el aparato represivo del estado, contra el pueblo en su conjunto tanto en las luchas de masas, las luchas de paro y de ese tipo como las revoluciones político militares no tenían tanta gente. Los militares dijeron que eran 15 mil guerrilleros para tratar de justificar lo que hicieron”.

José Casas explica que el golpe de estado tuvo esa magnitud de violencia porque pretendía acabar con todo “con el peronismo, con la izquierda no armada, la izquierda armada, la clase obrera como fuerza que pusiese en peligro la estructura del poder de las clases dominantes.”

Casas afirma que en aquellos años “había un sector, una fracción de las clases dominantes que venían en ascenso que era el capital financiero“. Y agrega que “venían ascendiendo en términos internacionales en el paso del capitalismo mundial de la fase industrial a la fase financiera que es la que domina en aquella etapa. Se estaba pronunciando el mayor peso del capital financiero sobre el industrial“. “Eso también tuvo que ver con el golpe de estado en argentina”, sentencia Casas.

Desde su mirada sociológica Casas explica que “Todas estas cosas, todos estos conjuntos complejos ,son muchos más, de fenómenos que actuaron para tratar de explicar porque el genocidio, porque lo que nos sucedió dolorosamente a los argentinos”.

Siguiendo su análisis sociológico sobre la última dictadura militar, José Casas remarca que a pesar de que toda América Latina quedó en gobiernos militares, solamente en Argentina hubo genocidio.

El genocidio es cuando el estado puede imponer la muerte masiva de una parte de la sociedad, prácticamente sin oposición“, define Casas y explica que “Cuando hay resistencia armada y condiciones de cierto equilibrio” se puede hablar de guerra.

Sin embargo, en Argentina “no hubo equilibrio porque había 2 mil guerrilleros y cien mil militares, según mis estimaciones y mis investigaciones“, asegura Casas y sostiene que “La forma de represión era igual, pero la magnitud era distinta porque dependía de la cantidad de fuerzas del enemigo de ellos, que ellos consideraban que eran enemigos”.

Lo dijo Videla, “nosotros no podíamos hacer lo que hicieron en Chile que fusilaron ahí en el Estadio Nacional. Nosotros teníamos que hacerlo de otra manera: Campo de concentración”, agrega Casas para cerrar la explicación de porque en Argentina hubo genocidio.

Ellos empezaron por las provincias mas alejadas, como estrategia militar, era todo un plan orquestado. No fue nada improvisado. De ahí iban eliminando a todos los que pudieran ser resistencia. Luego concentraron en las provincias mas importantes, mas resistentes como Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe”, explicada detalladamente José.

La última dictadura militar avanzó en el país sembrando miedo y arrastrando hacia la muerte a todo aquel que considerara enemigo.

Yo estuve detenido poco tiempo del golpe, menos de un mes después del golpe. Los primeros días yo pensaba que no iba a sobrevivir. Yo consideraba que no iba a sobrevivir” confiesa Casas y en sus palabras se puede distinguir la angustia y el temor que sintió en aquellos años.

Con el tiempo fuimos aprendiendo que nosotros fuimos sobrevivientes” , agrega Casas y afirma que “Además de los 30 mil desaparecidos, están los miles de presos políticos y los miles de exiliados, antes del golpe y otros después del golpe”, finaliza José Casas.

Han pasado 45 años desde el golpe militar del 24 de marzo de 1976 en Argentina, el último y más sangriento de los seis golpes de Estado que el país sufrió durante el siglo pasado. José Casas es uno de los sobrevivientes que desde San Juan trae al presente a las víctimas de ese genocidio para buscar justicia y dar luz a los terribles acontecimientos de aquella etapa oscura a la que fue sometido el país.

Solo con la memoria y con la verdad se evita repetir el capitulo más doloroso de la historia argentina.

Continuar leyendo

Sociedad Relatos de Vida

Sofía: La fuerza empática de una mujer sanjuanina la llevó a convertirse en remisera y modelo activista.

Publicado

En

Ahora San Juan tuvo la oportunidad de conocer a Sofía Varela. Sin duda una mujer que no se conforma con lo que la sociedad impone. Su sentimiento de empatia y sororidad que la lleva a arremangarse por causas que, junto a su entorno, le parecen injustas. Ella aporta su “granito de arena” para cambiarlo. Remisera, modelo activista de Proyecto Plus, madre, estudiante: una mujer empoderada y polifacética.

Sofia Varela, tambíen conocida como Pía, madre de tres hijos (4 años, 6 años y 8 años). Antes de convertirse en remisera era ama de casa y estudiante, aún continua estudiando la carrera de Auxiliar de Farmacia y Administración Médica. Sofía confiesa que le “gusta mucho manejar, siempre he sido la remisera de mis amigos” además de la clara necesidad de trabajar para tener un ingreso económico.

Un día del amigo, en una charla con sus seres queridos, surgió esta idea de unir lo que le gusta con la posibilidad de poder generar ingresos. “La idea surgió por una amiga. Estabamos para el día del amigo festejando y comentándoles sobre mi necesidad de trabajo y un amigo me tiró la idea” recuerda de aquel 20 de julio donde una puerta se abrió. “A mi me gusta mucho manejar y siempre los estoy llevando a todos a todos lados”, dice como repitiendo el dialogo en aquel festejo. Entonces su amigo dijo “¿por qué no sacas el carnet profesional y trabajar de remisera?”. Dicho y hecho.

“Pía” además de ser remisera es madre, como ya se mencionó, lo que eso significa que su día debe organizarse en una multiplicidad de tareas. “A la mañana me organizo con una niñera. Además, mi familia me da una mano en los horarios que la niñera no está”, las redes de contención son un gran sosten para las mujeres emprendedoras.

Los horarios de trabajo con super extensos, 12 horas .“Generalmente trabajo de 6 de la mañana a 6 de la tarde. Mis hijos van a la siesta, entonces hay veces que a la salida me da una mano la familia”, dice como ocasión precisa donde la red familiar viene a sostener a la familia de Sofía.

Sofia también es modelo activista del Proyecto Plus, cuyo director es el fotógrafo Gonzalo Mendoza y la modelo Celina Dahiana, de los cuales es amiga desde el secundario. Para promover la Ley de Talles, ya sancionada y en aplicación, se realiza un desfile con el fin de concientizar y promover el cumplimiento de esta ley.

Pedí unirme en este desfile porque el proyecto siempre me interesó. Siempre fui rellenita y nunca me interesó ser flaca, siempre me amé como soy (…) Jamas escondi mis rollitos, nunca hice dietas exigentes”, afirma Sofía.

El Proyecto Plus está increible para que las chicas empiecen a visualizar los cuerpos reales. Tenemos estrías, tenemos celulitis. No tenemos los cuerpos de las modelos de las revistas que te venden, todo photoshopeados, y que hay que amarse tal cual uno es. Tenemos que cuidarnos”, reflexiona la activista de cuerpos reales.

Retomando con su rol de remisera, ASJ preguntó : ¿Qué crees que busca la pasajera cuando te busca específicamente a vos?

S.V.: “La pasajera que me busca necesita la tranquilidad, confianza, empatía y la seguridad que va a llegar bien a su destino. Todas las chicas me han expresado eso, de querer salir tranquilas. Me tocó trabajar el viernes a la noche , primer día que trabajo en la noche y todas eran mujeres cn viajes ya pactados desde la tarde del día anterior, y todas me dicen lo mismo: ‘siento que te mandó Dios, porque tenía mucho miedo de manejarme en la calle sola, tengo miedo de subirme a un remis sola, cuando salgo a bailar o voy a una reunión de amigas; tengo miedo de volver a mi casa porque sé que he tomado y tengo miedo que se quieran sobrepasar’.

Fue el primer viernes que trabajé y tuve muy buenas respuestas de todas las chicas que me llamaron. El sábado no trabajé pero el teléfono no paraba de sonar de todas las chicas que necesitaban que las buscara.

Lo real es que trabajar de noche no era mi intención pero me pongo en sororidad con las chicas que salen y si puedo trabajar lo haré. Así, con viajes de puerta a puerta con chicas que me localizan por privado y también ellas me dan la seguridad de saber que yo también voy a estar tranquila. Yo al manejar también me expongo a situaciones que no quiero vivir, como situaciones de machismo, comentarios inapropiados.

Por estos motivos trabajo con mujeres, las entiendo porque soy mujer y mamá, entonces comprendo a las madres que me piden que lleve a sus hijos a la escuela”

Una respuesta más que sentida y con la que muchas lectoras seguramente sentirán identificadas.

“Me gusta el contacto con la gente, con otras mujeres, el poder charlar y contarnos experiencias, de darnos apoyo”, es que el remis de Sofía, casi como en una pelicula, genera ese espacio íntimo de escucha. En especial al generar un ambiente relajado y de calma, donde sólo queda esperar con seguridad a destino.

La decisión de ser remisera, estar arriba del motor, sin duda es algo que viene en la sangre de Sofía. “Vengo de una familia que corría autos de carrera, me crié entre autos. Mi abuelo era mecánico y cuando era chica siempre le pedía a mi abuelo que me enseñara a arreglar motores”, recuerda. “Creo que soy una corredora frustrada”, dice entre risas. Su abuelo. Julio Varela, falleció pero dejo intacta la pasión por los autos, pasión que hoy es el sustento de la familia.

Sofia en su remis.
Continuar leyendo

Continuar leyendo