fbpx
Conéctate con nosotros

Ciencia & Ambiente Mundo Académico

Nuevo hallazgo en Pompeya revela cómo vivía la “clase media” en la Antigua Roma.

Publicado

En

Un grupo de investigadores que trabaja en el yacimiento arqueológico de Pompeya, al sur de Italia, anunció este el descubrimiento de varias estancias amuebladas “propias de la clase media”, con armarios llenos de objetos que se encontraban cerrados desde la erupción que arrasó con la ciudad hace dos milenios y que permiten ahora conocer cómo vivían esos sectores sociales.

El hallazgo se hizo en la excavación que un grupo de investigadores lleva adelante en los alrededores de la “Casa del Larario”, un lujoso espacio sacro que vio la luz en 2018. En esta nueva etapa, los expertos se han adentrado en cuatro de las estancias que incluye el espacio, dos en la primera planta y otras dos en planta baja.

El director del parque arqueológico, Gabriel Zuchtriegel, explicó en un comunicado que el hallazgo de estas estancias amuebladas ofrece información sobre las clases medias y bajas de Pompeya, “la mayor parte de su población pero poco representada en las fuentes”, en el instante de que todo acabó, cuando el volcán Vesubio estalló en el año 79 d.C sepultando esta colonia romana durante casi dos milenios.

El nuevo hallazgo en Pompeya.

Dentro de una de las estancias, sencilla y con suelo de tierra batida, apareció una alacena de cinco estantes y dos metros de altura que todavía conserva objetos de uso cotidiano como vasos, platos, cerámicas, pequeños contenedores y ánforas. Los investigadores piensan que ese espacio podría haber funcionado como despensa.

El armario se encuentra en el lugar exacto que ocupaba en el momento de la erupción y tiene una parte rota porque el peso del material piroplástico provocó el colapso del techo de la vivienda. Los expertos, informó Zuchtriegel, seguirán indagando lo que la ceniza esconde en sus repisas inferiores.

En otra habitación de pequeñas dimensiones, sin decoración en sus muros, se encontró una cama simple con una parte de su almohada, una mesa de tres patas con una copa encima y un baúl abierto, que se cree que fue vaciado por su dueño a la hora de escapar del fuego.

El tipo de cama es idéntico al encontrado el año pasado en la sala de los esclavos de la villa “Civita Giuluana”, exenta de cualquier decoración, desmontable y sin colchón, solo con una red de cuerdas.

En el baúl, los investigadores encontraron un pequeño plato de cerámica usado para comer y una lámpara de aceite con un bajorrelieve en el que se representa al dios Zeus convirtiéndose en águila.

En otra de las salas de la primera planta se halló otro armario con platos y vasos de uso doméstico, un barreño en bronce y un “quema perfumes” o “perfumador” en óptimo estado de conservación.

“En el Imperio romano había una amplia franja de la población que luchaba por su propio estatus social (…), una clase vulnerable en las crisis políticas y en las carestías pero ambiciosa a la hora de escalar socialmente“, explicó Zuchtriegel.

Por eso se presupone que los moradores de la Casa del Larario vivían con esa misma ambición de prosperidad, dado que aunque algunas salas aparecen decoradas y cuentan con algunos objetos preciados, en otras han aparecido muebles de madera de “extrema simplicidad”.

“No conocemos a los habitantes de la casa pero seguramente la cultura del ocio en la que se inspira la maravillosa decoración del patio representa un futuro que soñaban más que una realidad vivida“, reflexionó el director del yacimiento.

Sobre el hallazgo, el ministro de Cultura, Dario Franceschini, destacó que “Pompeya no deja de sorprender y es una bellísima historia de recuperación, la demostración de que si Italia trabaja en equipo e invierte en los jóvenes, la investigación y la innovación alcanza resultados extraordinarios”.

Este tipo de excavaciones poseen un gran valor histórico ya que a partir de ellas se puede reconstruir información que con el paso del tiempo se fue perdiendo.

El año pasado, por ejemplo, un grupo de arqueólogos que examinan los restos óseos de las víctimas de la erupción del Vesubio en el año 79 después de Cristo, en Herculano, descubrieron que los antiguos romanos tenían una alimentación diferenciada por sexos, donde las mujeres comían más productos animales y frutas y verduras cultivadas localmente, mientras que los hombres accedían a alimentos más caros, como el pescado.

Eso se pudo determinar a partir de un estudio dirigido por el equipo BioArCh de la Universidad de York, en Reino Unido, donde un grupo de investigadores desarrolló un nuevo enfoque para analizar los aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas, de 17 esqueletos de adultos encontrados tras la erupción del Vesubio en el año 79 d.C.

Ciencia & Ambiente Mundo Académico

Charla-debate en la FACSO: el fenómeno de las “fake news”.

Publicado

En

Este próximo jueves , 6 de octubre, por la mañana, en el salón de posgrado de la Facultad de Ciencias Sociales se brindará un conversatorio acerca de las tendencias del la industria del medio y las “fake news” enmarcado en un proyecto educativo que por primera vez se presenta en nuestra provincia desde una agencia de comunicación internacional.

Las noticias falsas no son un fenómeno nuevo, pero sí lo es la amplitud con que pueden reproducirse en las redes sociales y en los diferentes medios de comunicación. Cuando hoy, en varios idiomas, se habla de “fake news”, se da cuenta de ese fenómeno. La pérdida de centralidad de la fuente y la posibilidad de “viralización”, disminuyen a menudo el interés por la veracidad de la noticia y las capacidades críticas de lectura para identificar lo falso. En la medida en que grandes proporciones de la población se informan en las redes, estas cuestiones tienen consecuencias muy directas, como se vio en varios sucesos recientes.

Desde nuestro medio, Ahora San Juan en conjunto con el proyecto educativo SputnikPro de la agencia de noticias Sputnik en el que participan expertos de más de 80 países, la Fundación Ideas para Promover Equidad, el centro de estudiantes IDEAS y la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ) realizaremos un conversatorio con un profesional, periodista y Director del buró regional de la Agencia Internacional de Noticias y Radio Sputnik en Montevideo, Uruguay, Oleg Vyazmitinov, buscando poner en dialogo diferentes miradas. Es la primera vez que se realiza un conversatorio por parte de esta prestigiosa agencia de noticias internacional, Sputnik.

Completá haciendo click aquí el formulario de Preinscripción donde está enlace vía Zoom

La charla-debate se realizará el 6 de Octubre desde las 10:00hs (estrictamente puntual) y tiene como destinatarios/as a estudiantes de carreras afines a las Ciencias de la Comunicación, a quienes desarrollen tareas en distintos medios de comunicación de nuestra provincia, agentes de prensa de los organismos del Estado provincial, agencias de noticias privadas, que pueden aportar desde sus conocimientos y experiencias y saberes de la profesión y al público en general.

Continuar leyendo

Ciencia & Ambiente Mundo Académico

El investigador sueco Svante Pääbo ganó el Nobel de Medicina 2022.

Publicado

En

El investigador sueco Svante Pääbo fue distinguido con el premio Nobel de Medicina y Fisiología 2022 por haber logrado la secuenciación genómica del hombre de Neandertal -un pariente extinto de los humanos actuales- a partir de lo cual se creó una nueva disciplina científica, la paleogenómica, anunció este lunes el Instituto Karolinska de Suecia.

“A través de su investigación pionera, Pääbo logró algo aparentemente imposible: secuenciar el genoma del neandertal, un pariente extinto de los humanos actuales”, se informó en la página oficial del Nobel.

El investigador también descubrió un homínido previamente desconocido, Denisova, y logró dilucidar que se había producido “una transferencia de genes de estos homínidos ahora extintos al Homo sapiens tras la migración fuera de África hace unos 70.000 años”.

Desde la organización de los Premio Nobel explicaron que “este antiguo flujo de genes a los humanos actuales tiene relevancia fisiológica hoy en día, por ejemplo, afectando la forma en que nuestro sistema inmunológico reacciona a las infecciones”.

La investigación fundamental de Pääbo dio lugar a una disciplina científica completamente nueva: la paleogenómica.

“Al revelar las diferencias genéticas que distinguen a todos los humanos vivos de los homínidos extintos, sus descubrimientos proporcionan la base para explorar lo que nos hace únicamente humanos”, explicaron.

El año pasado, el galardón fue para los investigadores David Julius y Ardem Patapoutian, los descubridores de los receptores celulares que los humanos usan para sentir la temperatura y el tacto.

Continuar leyendo

Ciencia & Ambiente Mundo Académico

Descubren por qué los protocontinentes desaparecieron de la faz de la Tierra.

Publicado

En

Científicos chinos han resuelto el misterio de la desaparición de los antiguos protocontinentes de la Tierra, según explican en una investigación publicada por la revista científica ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’.

Investigadores de la Universidad de Ciencias de la Tierra, ubicada en Wuhan (China), han creado un modelo informático basado en investigaciones anteriores para tratar de averiguar qué pasó con las primeras masas continentales de la Tierra y por qué no quedan rocas de ellas.

Las pruebas científicas sugieren que la Tierra se formó aproximadamente hace 4.000 de millones de años. En los primeros mil millones y medio aparecieron los océanos, la atmósfera y los protocontinentes, aunque apenas hay material de este periodo, solo rocas de menos de 3.800 millones de años. 

Se han encontrado cristales de circón, minerales extremadamente duros que los geólogos llaman “cápsulas del tiempo”, que datan de entre 4.000 y 4.400 millones de años. Y aunque los científicos utilizan la composición química de los circones para tratar de entender lo que ocurrió en la Tierra en una etapa temprana de la evolución, esto no es suficiente.

Por ello, los científicos chinos recurrieron a los modelos informáticos, que han revelado que el flujo de calor interno de la Tierra antes del comienzo de la era Arcaica
era varias veces mayor que el actual, de tal forma que los inestables primeros continentes se separaban, fundiéndose en parte y hundiéndose de nuevo en el manto.

Poco a poco, bajo los protocontinentes se formaron las “raíces” de los futuros cratones, formados por bloques de corteza parcialmente hundidos y sumergidos en el manto enfriado y deshidratado, de 35 a 45 kilómetros de espesor. Su disposición es muy compleja en comparación con la litosfera habitual. 

Según los científicos chinos, se necesitaron unos mil millones de años para que los cratones se endurecieran y se formara sobre ellos una corteza continental normal. Finalmente se llegó a la conclusión de que la antigua corteza y los protocontinentes se hundieron en el manto y se reconvirtieron allí en macizos de granito, los cimientos de los continentes modernos.

Continuar leyendo

Continuar leyendo